La Chupa (o chupete) del Bebé


El chupete, o tambi√©n llamado chupa, del beb√© no es un invento moderno. A pesar de que cada vez salen nuevos modelos y nuevos dise√Īos, el primer chupete moderno fue presentado en Estados Unidos en septiembre de 1900, eso s√≠, era muy sencillo: una tetina de goma, un aro alrededor de √©sta y un aspa para sostenerlo. Desde entonces, comenzaron a hacerse populares en la d√©cada de los 30.

Actualmente existe una gran diversidad de chupas. Dos materiales b√°sicos, l√°tex y silicona, y tres formas de tetina, redondeada, anat√≥mica y sim√©trica. La forma m√°s recomendada es la anat√≥mica porque es la que m√°s se ajusta a la forma interna de la boca. El l√°tex est√° m√°s restringido por el riesgo de alergias a este material, aunque es m√°s f√°cil apreciar cu√°ndo se estropea adem√°s de que es un material m√°s resistente a mordiscos. Con las chupas de silicona, a pesar de ser menos resistentes, ocurre que es m√°s complicado ver cu√°ndo est√°n da√Īados. Se trata de un material m√°s limpio que no absorbe olores ni sabores.

A la hora de lavar ambos materiales, basta con hacerlo con agua y jabón y mantenerlos en un lugar limpio y seco protegidos del polvo. También se pueden esterilizar de vez en cuando y tener en cuenta cambiarlos cada dos o tres meses.

¬ŅCu√°ndo se debe usar?

Lo más recomendable es comenzar a ponerla después del primer mes, cuando la lactancia ya esté establecida. Es bueno usarla con moderación para no crear mayor dependencia. Además, los bebés necesitan tener la boca libre para experimentar con ella, hacer gorgoritos y expresarse llorando. También es bueno que no se acostumbren a una sola, y que tenga agujeros de ventilación en la base donde está anclada la tetina. Para sujetarla, jamás se debe hacer con cintas o cadenas al cuello, lo mejor es que esté suelto o sujeto con una cadena de plástico a la ropa.

‚ÄúLa chupa tiene tal poder sobre los beb√©s que en ingl√©s es conocido como pacifier‚ÄĚ

El gesto de mamar calma y relaja. Es bueno que aprendan a succionar, de hecho, lo necesitan y esto se puede poner en pr√°ctica con la chupa. Por eso, su uso es recomendable en casos en los que se necesita tranquilizar al beb√©, si lo acepta y adem√°s le produce bienestar, podemos sacarle provecho. La chupa calma su llanto, les ayuda a conciliar el sue√Īo y reduce el estr√©s y el dolor ante cosas desagradables. Al usarlo, se evita el uso del dedo en esos casos.

‚ÄúSeg√ļn la Asociaci√≥n Espa√Īola de Pediatr√≠a (AEP) est√° demostrado que la chupa disminuye la estancia de los ni√Īos prematuros¬†en los hospitales y el¬†riesgo de muerte s√ļbita infantil‚ÄĚ

En ni√Īos¬†alimentados con sonda, estimula la succi√≥n y la ingesti√≥n, por lo que puede ayudar al paso a la lactancia. Adem√°s, su uso se ha vinculado con una mayor ganancia de peso, un mejor tr√°nsito intestinal y el alta hospitalaria m√°s temprana.

La AEP define el s√≠ndrome de muerte s√ļbita del lactante como la muerte repentina de un ni√Īo de menos de un a√Īo cuya causa no puede ser explicada. Colocar al beb√© boca arriba¬†es el factor preventivo m√°s conocido, pero el uso de la chupa durante el sue√Īo, nocturno o diurno, es otro. Se produce porque favorece la correcta colocaci√≥n de la lengua y la respiraci√≥n y evita que¬†obstruyan las v√≠as respiratorias.

Una vez llegados los dos a√Īos, se recomienda quitarla, ya que puede ocasionar consecuencias en la salud dental del ni√Īo.