Alergia al sol


Cada vez son más los casos de erupciones en la piel después de tomar el sol.

Tomar el sol, con moderación, es beneficioso para nuestra salud, ya que, entre otros beneficios, favorece la síntesis de vitamina D, esencial para huesos y dientes, incrementa las defensas de nuestro organismo, reduce los niveles de colesterol y mejora nuestro estado de ánimo.

Sin embargo, existen consecuencias desfavorables ante este hecho. La popularmente conocida como ‚Äúalergia al sol‚ÄĚ hace referencia a diferentes enfermedades dermatol√≥gicas consecuencia de la exposici√≥n al sol, como por ejemplo la Erupci√≥n Polim√≥rfica Lum√≠nica.

Por lo general, los s√≠ntomas son: enrojecimiento, aparici√≥n de peque√Īos granitos, principalmente, en escote, brazos y piernas y picor. Puede aparecer hasta 12 horas despu√©s de la exposici√≥n al sol y suele ser estacional.

Cuando sufrimos este tipo de alergia, es recomendable tomar complementos nutricionales con actividad fotoinmunoprotectora, antioxidante y reparadora del da√Īo solar entre dos o tres meses antes de la primera exposici√≥n. Adem√°s, conviene una exposici√≥n gradual y con un factor de protecci√≥n muy alto (FPS 50).

Los casos m√°s comunes de aparici√≥n se dan en las mujeres que tienen entre 15 y 35 a√Īos y piel clara. Estos casos han aumentado debido a que la capa de ozono ha disminuido y las radiaciones solares son m√°s potentes. Por ello se recomienda tomar el sol con moderaci√≥n y evitando las horas de mayor riesgo.

Ante cualquier duda, consulta siempre con tu farmacéutico o médico de confianza.