ORTOPEDIA | Ba√Īos Adaptados


BA√ĎOS ADAPTADOS

Uno de los principales cambios a abordar en el hogar cuando convives con personas de movilidad reducida es el ba√Īo. Debe adaptarse para lograr una mayor comodidad y seguridad en el d√≠a a d√≠a, lo que permite un mayor bienestar y tranquilidad.

Aspectos generales y normativa:

  • Acceso: Lo m√°s recomendado en estos casos es la puerta corredera. En caso de que esto no fuera posible, por motivos de seguridad, se instalar√°n puertas de apertura hacia afuera. El ancho de la puerta debe ser como m√≠nimo de 80 cm. y la altura de los pomos deben estar entre 80 y 120 cm.
  • Espacio: Dentro del ba√Īo debe existir un espacio libre de 150 cm. de di√°metro, lo que permite un giro de 360¬ļ para una silla de ruedas.
  • Mobiliario: Para hacer m√°s accesibles los ba√Īos adaptados es, recomendable que no haya muebles bajo el lavabo, la mejor opci√≥n es un mueble que quede suspendido en el aire a 80 cm. del suelo.
  • Lavabos e inodoros: Los lavabos deben estar suspendidos en el aire, entre 70 y 75 cm. desde el suelo, y la grifer√≠a debe ser monomando para facilitar su uso. La altura del asiento del inodoro debe estar entre 43 y 47 cm., para lo que se pueden utilizar elevadores de C. o alzas, y debe sobresalir de la pared 75 cm. Las barras de apoyo junto al inodoro se colocar√°n a una altura m√°xima de 70 cm. y deben ser abatibles.
  • Accesorios: Los ba√Īos adaptados deben disponer de barras de apoyo antideslizantes, tanto cerca del inodoro como en las duchas adaptadas. Los jaboneros, toalleros o estanter√≠as deben estar instalados a una altura inferior a 120 cm. por encima del suelo.
  • Duchas: Lo ideal es evitar la instalaci√≥n de platos de ducha, en su caso, se instalar√° un sumidero antideslizante con una buena ca√≠da hacia
  • el desag√ľe, evitando la acumulaci√≥n de agua. Se recomienda instalar tanto barras de apoyo a 75 cm. del suelo, como un asiento o banqueta a unos 45 cm de altura para facilitar el aseo.
  • El suelo: El agua y una menor agilidad son dos grandes enemigos para las personas con movilidad reducida en un ba√Īo, por lo tanto, el suelo debe ser antideslizante y uniforme, sin desniveles.

Es importante que los ba√Īos adaptados cumplan una serie de requisitos que garanticen la seguridad y accesibilidad a los utensilios e instalaciones durante su uso. En la mayor√≠a de los casos, basta con aplicar el sentido com√ļn en cuanto a factores tan sencillos como la eliminaci√≥n de obst√°culos, aplicaci√≥n de agarraderos y superficies antideslizantes.

Recuerde consultar con los profesionales sanitarios de confianza, porque siempre le ayudarán a encontrar la mejor solución.