El Cambio de Hora


Este √ļltimo fin de semana de octubre, como cada a√Īo, retrasaremos nuestros relojes una hora para as√≠ entrar en el llamado ‚Äúhorario de invierno‚ÄĚ.

El cambio de hora se hace en algunos pa√≠ses desde 1974, con la crisis del petr√≥leo. El objetivo era el que hoy en d√≠a conocemos: aprovechar la luz solar y consumir menos electricidad. En Espa√Īa se encuentra regulado por el R.D. 2002 y, a pesar de que este decreto se renueva cada cinco a√Īos, se mantiene el cambio de hora de manera indefinida, ya que se ven beneficiados sectores como el de la agricultura y la hosteler√≠a.

Este cambio, aunque nos beneficia en algunos aspectos, tambi√©n tiene efectos a corto plazo no tan positivos sobre nuestro organismo, relacionados principalmente con la secreci√≥n de melatonina de nuestro cuerpo. Esta hormona es la encargada de regular el sue√Īo en funci√≥n de la luz solar, de manera que, cuanta m√°s luz, menos melatonina se genera, por lo que la calidad del sue√Īo se ve reducida durante los d√≠as posteriores al ajuste de la hora.

En Canarias, el cambio se realizará a las 02:00 a.m. del domingo 29 de octubre, principalmente para que nos afecte lo menos posible a nuestra vida cotidiana y a partir de él, anochecerá y amanecerá una hora antes.

Para adaptarnos mejor al cambio, en los d√≠as previos, podremos ir haciendo nuestras rutinas adecu√°ndolas al nuevo horario, especialmente con los m√°s peque√Īos de la casa, ya que suelen ser los que encuentren mayores dificultades en el proceso de adaptaci√≥n al tener diariamente unas pautas m√°s marcadas y m√°s estrictas.

A pesar de esto, una vez m√°s, todos terminaremos adapt√°ndonos al cambio.