La Neumonía


Hay neumon√≠a cuando se inflama el tejido pulmonar a causa de una infecci√≥n. Los alv√©olos, que son peque√Īos sacos de aire, en los que se realiza el intercambio de ox√≠geno que pasa a la sangre y di√≥xido de carbono que se expulsa al exterior, se irritan, se inflaman y se llenan de l√≠quido y material infeccioso, lo que provoca que la respiraci√≥n del afectado sea dolorosa.

Esta infecci√≥n produce el mayor n√ļmero de ingresos hospitalarios. En la mayor√≠a de los casos, afecta a j√≥venes y ancianos que viven en residencias o centros de tercera edad. Predomina en varones y en la estaci√≥n invernal.

Esta enfermedad es tambi√©n una de las que m√°s muertes infantiles causa, haciendo que cada a√Īo mueran cerca de 1.200.000 ni√Īos de menos de cinco a√Īos.

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo más comunes que pueden derivar en una neumonía son tabaquismo, enfermedades crónicas (diabetes mellitus, hepatopatías, cardiopatías, enfermedad renal, cáncer, enfermedad pulmonar crónica, SIDA), malnutrición, exceso de peso, demencia, esplenectomía (pacientes a los que se les ha extirpado el bazo), bajo nivel de inmunidad, alcoholismo, tratamientos inmunosupresores o con corticoides de manera crónica, entre otras.

S√ćNTOMAS

Los síntomas más característicos son: tos, fiebre, expectoración (tos productiva), dolor torácico pleurítico (aumenta con los movimientos de la respiración), dificultad respiratoria, afectación del estado general: sudoración, aumento de la frecuencias cardiaca y respiratoria.

Existen tres niveles de gravedad con tres tratamientos bien diferenciados:

  1. Pacientes que no requieren ingreso hospitalario, sanos, sin datos de gravedad inicial, jóvenes sin factores de riesgo. Estos pacientes realizarán tratamiento y seguimiento ambulatorio.
  2. Pacientes que requieran ingreso en unidad de hospitalizaci√≥n convencional:¬†mayores de 65 a√Īos o con patolog√≠as a√Īadidas Todos los que presenten s√≠ntomas graves.
  3. Pacientes que requieran ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos: en situaciones de extrema gravedad. Pacientes que sufran insuficiencia respiratoria, inestables con alteraci√≥n de las constantes vitales, fallo en el funcionamiento del ri√Ī√≥n, alteraci√≥n del sistema de coagulaci√≥n, meningitis o estado de coma.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la neumonía se realiza con antibióticos. Se inicia el tratamiento, aun no habiendo determinado el germen que ha originado la neumonía, ha de iniciarse lo más precozmente posible: antes de las cuatro horas tras el diagnóstico, pues se reduce la mortalidad, las complicaciones y la estancia hospitalaria.

Otras medidas generales para curar la neumonía aparte del tratamiento antibiótico: hidratación, reposo, analgésicos y antitérmicos, oxigenoterapia.

PREVENCI√ďN

Prevenir el contagio de la neumonía:

  • Medidas de higiene:¬†lavado de manos, uso de mascarillas para evitar contaminaci√≥n y dispersi√≥n de g√©rmenes.
  • Dejar de fumar
  • Vacunaci√≥n antigripal
  • Vacunaci√≥n contra el neumococo.