Solares que ‘hacen deporte’ y cuidan del medio ambiente


El campo de la fotoprotecci√≥n es uno de los m√°s din√°micos e innovadores en el mundo de la farmacia. Las diferentes compa√Ī√≠as no dejan de innovar, segmentando su oferta y buscando nichos en los que ofrecer productos adaptados a las necesidades especiales de cada sector, no siendo una excepci√≥n el mundo del deporte.

‚ÄúCada vez se buscan activos que protejan frente a m√°s tipos de radiaci√≥n solar, adem√°s de los rayos ultravioleta A y B, como por ejemplo la luz visible.¬†Adem√°s, se trabaja en que sean m√°s ecosostenibles, para que no contaminen los oc√©anos ni alteren el ecosistema del fondo marino‚ÄĚ, se√Īala Carla Ferr√°ndiz, adjunta del Servicio de Dermatolog√≠a del Hospital Valle de Hebr√≥n, de Barcelona, y miembro de la Sociedad Catalana de Dermatolog√≠a.

En esta preocupaci√≥n por no contaminar tambi√©n incide Mar√≠a Luisa Bertomeu, vocal de Dermofarmacia del Colegio de Farmac√©uticos de Valencia. ‚ÄúEs algo que casi todas las compa√Ī√≠as han tenido muy en cuenta √ļltimamente:¬†proteger el medio ambiente con protecci√≥n solar que no sea contaminante. Es muy importante proteger nuestra piel, por supuesto, pero intentar no destruir el planeta al mismo tiempo, sobre todo cuando practicamos deportes como la nataci√≥n. En este sentido, es importante utilizar cremas con filtros f√≠sicos a base de minerales‚ÄĚ.

No es esta la √ļnica innovaci√≥n que se ha llevado a cabo en el mundo de la protecci√≥n solar. ‚ÄúTambi√©n se est√°n a√Īadiendo a estos protectores filtros biol√≥gicos que son¬†antioxidantes de origen vegetal que presentan propiedades beneficiosas para el organismo, como por ejemplo la regulaci√≥n de procesos inflamatorios e inmunorregulaci√≥n‚ÄĚ, a√Īade Teresa Bonnin, farmac√©utica comunitaria en Palma de Mallorca y experta en Dermofarmacia y Nutrici√≥n.

Los fotoprotectores resistentes al agua, al sudor y al rocen y que no pican los ojos hacen m√°s f√°cil la actividad deportiva

‚ÄúCada a√Īo nos encontramos con¬†novedades en cuanto a las texturas de los fotoprotectores. Se persiguen opciones apropiadas a cada tipo de piel, como las pieles grasas, secas, sensibles y tambi√©n a cada tipo de circunstancia, como por ejemplo que te permitan la aplicaci√≥n sobre piel mojada. Adem√°s, se combinan con activos que permitan tratar de forma simult√°nea problemas concretos en la piel como las manchas, las rojeces o el envejecimiento‚ÄĚ, explica Ferr√°ndiz.

Evidentemente,¬†el sector de los deportistas es tenido en cuenta por la industria farmac√©utica a la hora de innovar en sus protectores solares. Muchas marcas disponen de productos sport, pensados precisamente en sus caracter√≠sticas. ‚ÄúUn deportista debe tener en cuenta principalmente dos factores. El primero y m√°s importante es que tenga un alto factor de protecci√≥n solar frente a UVA y UVB, ya que la exposici√≥n suele ser prolongada. El segundo es que el fotoprotector sea resistente al sudor para que dure m√°s tiempo la protecci√≥n‚ÄĚ, expone la dermat√≥loga.

Aparte de estas consideraciones,¬†tambi√©n hay que tener en cuenta para qu√© parte del cuerpo se va a utilizar el protector solar, tal y como apunta Bertomeu. ‚ÄúHay algunos que est√°n formulados de tal forma que la base externa es acuosa y dentro es como una micela que tiene la protecci√≥n solar. De esta forma, aunque el deportista corra, sude y le entre en los ojos el protector, no le picar√°. Este tipo de formulaciones van muy bien para utilizar en la cara. En la parte del cuerpo los hay que tienen un poco de alcohol, que hace que te refresque al pon√©rtelo, no reseca la piel por el tipo de formulaci√≥n que tienen y se absorben muy r√°pidamente‚ÄĚ.

Solares ‚Äėproof‚Äô

No hay que olvidar tampoco el tipo de deporte que se practique. As√≠, es interesante buscar protectores con alguna caracter√≠stica concreta que lo hagan m√°s adecuados. ‚ÄúEn el caso de deportes como la nataci√≥n, han de ser¬†waterproof, aunque no debemos olvidar que ning√ļn protector solar consigue una resistencia al agua del cien por cien y que la eficacia del producto va disminuyendo por el frotamiento, sudoraci√≥n, aplicaci√≥n no homog√©nea‚Ķ¬†En ciclismo, el protector ideal ha de ser¬†sweatproof, que indica la resistencia al sudor;¬†rubproof, que significa resistencia al roce, y, por supuesto, safe-eyes, que no pique a los ojos‚ÄĚ, enumera Bonnin.

Tambi√©n, en este sentido, Bertomeu, apunta que¬†es interesante para ciertas pr√°cticas deportivas emplear productos de r√°pida absorci√≥n. ‚ÄúPara aquellos que hacen barranquismo, que suele practicarse en alta monta√Īa, han sacado algunas nuevas texturas que se absorben muy bien y no tienes sensaci√≥n de manos sudadas. Esto puede ser igualmente interesante para practicar ciclismo, por ejemplo, para que no sude el manillar‚ÄĚ.

Todos los expertos coinciden en se√Īalar la importancia de¬†aplicar el producto al menos media hora antes de empezar el entrenamiento. ‚ÄúHay que tener muy en cuenta el fototipo de cada persona para saber cu√°ndo es necesario volver a aplicar otra vez el producto. Si alguien es de fototipo 2, deber√≠a ponerse cada hora y media o cada dos horas el fotoprotector. Lo que nunca se debe hacer es pensar que por utilizar un factor de protecci√≥n muy alto ya no es necesario reaplicarlo. Hay que pensar que el sudor y el rozamiento de la pr√°ctica deportiva van haciendo que este se vaya perdiendo‚ÄĚ, apunta la vocal de Dermofarmacia del COF de Valencia.

Asimismo, sostienen que¬†lo m√°s adecuado en la pr√°ctica deportiva ‚Äúes utilizar aquellos productos con un nivel de protecci√≥n solar m√°s elevado‚ÄĚ, como contin√ļa Bertomeu. ‚ÄúUsar siempre la protecci√≥n m√°s alta posible. La textura que a ti m√°s te guste, pero siempre con alta protecci√≥n. Cuanto m√°s alta, m√°s proteges tu piel, que no hay que olvidar que tiene memoria‚ÄĚ.

En el caso de no utilizar de forma adecuada la protecci√≥n solar,¬†el riesgo m√°s evidente que se corre es el de una quemadura solar. ‚ÄúEsto no solo tiene consecuencias a corto plazo por el dolor o incluso la cicatrizaci√≥n posterior que podr√≠a dejar machas, sino que, adem√°s, las quemaduras solares son un factor de riesgo muy importante para el desarrollo de c√°ncer de piel en el futuro. Otros riesgos incluyen la irritaci√≥n ocular por el contacto con un fotoprotector no adecuado‚ÄĚ, comenta Ferr√°ndiz.

Adem√°s, es importante tener en cuenta que¬†algunas cuestiones pueden hacer que sea m√°s necesario incrementar la protecci√≥n solar. ‚ÄúCuando hay una¬†lesi√≥n y se est√°n tomando antinflamatorios, hay que tener m√°s cuidado porque son fotosensibles y eso no lo sabe mucha gente. Las chicas j√≥venes que toman anticonceptivos¬†tambi√©n deben tener m√°s cuidado, porque tambi√©n tienen esta condici√≥n y pueden provocar manchas en la piel‚ÄĚ, recalca Bertomeu.

Bonnin apunta otras cuestiones relevantes en el consejo dermofarmac√©utico relacionado con la protecci√≥n solar. ‚ÄúAlgunas lesiones previas producidas por el sol o alteraciones dermatol√≥gicas como la¬†ros√°cea, el vit√≠ligo o el lupus deber√≠an ser tenidas en cuenta¬†a la hora de escoger una protecci√≥n solar por parte del deportista‚ÄĚ.

No se olvida de otros factores, como¬†las condiciones de exposici√≥n solar y que pueden condicionar el uso de un fotoprotector u otro. ‚ÄúLas nubes o la humedad absorben parcialmente las radiaciones. Tambi√©n el entorno es necesario valorarlo; de hecho, hay superficies que reflejan la luz incidente, como la nieve, que lo hace en un 85%, o la arena seca, en un 20%. Otras superficies, en cambio, lo hacen menos, como el agua, en un 5%; la hierba, en un 3%, o el asfalto, en un 2%‚ÄĚ.

‚ÄúEn general,¬†recomendamos practicar deporte a primera hora de la ma√Īana o √ļltima de la tarde, cuando la intensidad de la radiaci√≥n solar es menor‚ÄĚ, apunta Ferr√°ndiz, quien prosigue rese√Īando c√≥mo la radiaci√≥n solar tambi√©n es m√°s intensa cuando nos encontramos a mayor altitud. ‚ÄúPor tanto, en la monta√Īa la protecci√≥n debe ser m√°s intensa. Y en deportes de alta intensidad con gran sudoraci√≥n, debe repetirse la aplicaci√≥n con mayor frecuencia‚ÄĚ.

¬ŅUn solar bajo la ropa?

Muchas veces a la hora de practicar deporte se emplean¬†ropas especialmente ligeras y que favorezcan la transpiraci√≥n. ‚ÄúTambi√©n deber√≠a ponerse protecci√≥n solar debajo de la ropa deportiva, a no ser que esta sea especial para el sol, en la que se supone que no penetran tanto los rayos‚ÄĚ, reucerda Bertomeu.

La farmac√©utica de Valencia no olvida la realidad de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. ¬†‚ÄúDebajo de la mascarilla tambi√©n hay que ponerse protecci√≥n solar, porque los rayos del sol penetran a trav√©s de ella. Por eso, en la zona de los labios y de la nariz deber√≠amos poner protecci√≥n y es algo que se olvida mucho, al igual que en otras zonas del cuerpo, como los tobillos o las orejas‚ÄĚ.

Deportistas que cuidan su cuerpo, pero no su piel

La luz solar es fuente de energ√≠a y vida. Aporta numerosos beneficios y en las personas es un elemento fundamental para la producci√≥n de vitamina D. Sin embargo, en exceso puede acabar ocasionando problemas y ser nociva, sobre todo para la piel. Especialmente¬†los rayos UVA y UVB, que pueden causar eritema solar, envejecimiento cut√°neo prematuro, da√Īo ocular, debilitamiento del sistema inmunitario, reacciones fotoal√©rgicas y fotot√≥xicas e incluso c√°ncer de piel.

Los expertos no se cansan de repetir la gran correlaci√≥n que existe entre la frecuencia del c√°ncer de piel y el grado de da√Īo del ADN, recordando a la poblaci√≥n que m√°s del 90% de los c√°nceres dermatol√≥gicos son consecuencia de la exposici√≥n al sol. La mejor manera de prevenirlos es la protecci√≥n solar.

En la pr√°ctica deportiva esta exposici√≥n al sol suele ser muy habitual¬†y hacerse, adem√°s, durante largos periodos de tiempo y muchas veces de forma muy expuesta. ‚ÄúVarios estudios, realizados por dermat√≥logos del Hospital Universitario Puerta del Mar, de C√°diz, y miembros de la Academia Espa√Īola de Dermatolog√≠a y Venereolog√≠a (AEDV), muestran que todav√≠a hay poca conciencia de los da√Īos que puede sufrir la piel del deportista por esta exposici√≥n solar‚ÄĚ, explica Teresa Bonnin, farmac√©utica comunitaria y miembro del grupo de Dermatolog√≠a de la Sociedad Espa√Īola de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).

Bonnin apunta c√≥mo, por ejemplo, uno de estos estudios realizado con regatistas comprob√≥ que su media de entrenamiento es de entre tres y cuatro horas diarias. ‚ÄúM√°s del 70% de ellos sufrieron quemaduras solares¬†y, sin embargo, m√°s del 88% nunca hab√≠a visto un dermat√≥logo en su vida‚ÄĚ. Similares datos arroj√≥ otro estudio, esta vez hecho con surfistas. En esta ocasi√≥n, hasta el 70% de este colectivo se hab√≠a quemado mientras que el 83% nunca iba al dermat√≥logo.

Info. www.diariomedico.com