Gracias, Unicef


Hace algunas fechas recibimos en nuestro correo electr√≥nico un e-mail que nos pareci√≥, cuanto menos, parad√≥jico. Unicef nos agradec√≠a que Cofarte y su red de farmacias colaborase con ellos en una campa√Īa desarrollada entre noviembre y diciembre del pasado a√Īo.

¬ŅC√≥mo responder a algo as√≠? Inmediatamente pensamos que somos nosotros quienes tenemos la obligaci√≥n de agradecer a Unicef por poner, incansablemente, en marcha acciones encaminadas a mejorar la vida de millones de ni√Īos que no tienen las mismas oportunidades que la mayor√≠a de nosotros.

Cofarte y la red de farmacias simplemente hacen de canal, de nexo entre la ONG y los miles de colaboradores individuales, que realizan su aportación más o menos modesta. Por tanto, es a ellos, a la organización y a esos anónimos a quien toca dar las gracias.

Algunas de las cifras aportadas por la conocida ONG dif√≠cilmente dejan indiferente. Su actividad en m√°s de 150 paises, ha permitido a 47 millones de ni√Īos pueden ir hoy a la escuela primaria, otro mill√≥n y medio ha sido vacunado contra la polio en Siria y 1,2 millones ha recibido tratamiento contra cuadros de desnutrici√≥n grave. GRACIAS A USTEDES por todo ello.

Desde Cofarte, simplemente podemos reafirmar el compromiso con la solidaridad, la predisposicón a seguir participando en este tipo de iniciativas, y animar a todo el que lea esto a que ponga su granito de arena.

As√≠ que cuando veas en nuestras farmacias art√≠culos como los de la imagen superior, recuerda lo que te hemos contado, haz un ejercicio de empat√≠a y piensa en lo que puede significar para uno de esos ni√Īos.