Es hora de cooperar contigo mismo – Bernardo Bencomo


PARA LOS QUE LEYERON ESTA CARTA HACE 35 A√ĎOS…

…Y PARA LOS QUE NO LA LEYERON NUNCA

A LOS COMPA√ĎEROS SOCIOS DE LA COOPERATIVA FARMAC√ČUTICA DE TENERIFE:

Queridos compa√Īeros:

De nuevo quiero ponerme en contacto con vosotros para tratar de clarificar el concepto de COOPERACI√ďN, que seg√ļn conversaciones sostenidas con varios compa√Īeros, parece no estar lo suficientemente di√°fano para algunos, pues en multitud de ocasiones se oye hablar pura y exclusivamente de diferencias de precios con otros proveedores en algunas especialidades, art√≠culos de perfumer√≠a, etc., lo que me induce a creer que dichos compa√Īeros no piensan sino en el beneficio obtenido en un acto puramente comercial que, siendo importante, no es lo √ļnico que debe movernos como profesionales incorporados en una colectividad. La cooperaci√≥n se produce por la necesidad de uni√≥n entre compa√Īeros de una misma actividad, en nuestro caso farmac√©uticos, con el fin de ayudarse mutuamente y conseguir resultados de servicios, materiales y sociales comunes, que aisladamente no lograr√≠an nunca; es, por lo tanto, la defensa que dicho colectivo tiene para no caer en manos de otras entidades particulares que trabajan pura y exclusivamente para su propio beneficio. Mientras continuemos unidos de esta forma podremos defendernos de cualquier intento por parte de¬†√©stas de hacerse con el mercado farmac√©utico, y qu√© importancia tiene el conseguir unas pesetas m√°s en algunas especialidades en el momento de la facturaci√≥n, si el beneficio grueso se lo va a llevar ese otro y no repercutir√° nada en ti, mientras que en la cooperativa se transforma en servicios de todo tipo: almac√©n bien surtido, servicio telef√≥nico de pedidos y a domicilio, √≥ptica, productos, reactivos de an√°lisis, etc., y el sentirse amparado por todos los compa√Īeros en caso de necesidad, ayudas de tipo econ√≥mico en surtidos iniciales, sin m√°s aval que tu t√≠tulo de cooperador, adem√°s de que todo lo que a lo largo del ejercicio econ√≥mico quede como beneficio ser√° devuelto al cooperador en calidad de retorno cooperativo, con lo que ya te compensa con creces esa peque√Īa diferencia de m√°rgenes, no s√© si real o fruto de comentarios sin fundamento, que con af√°n de competencia y como reclamo para luego tenerte de la mano, te ofrece en muy pocas posibilidades cualquier otro proveedor. La Cooperaci√≥n necesita de una serie de premisas que, para que funcione con plenitud,¬†no deben olvidarse nunca:

¬ęAdhesi√≥n libre¬Ľ, se propone pero no se impone.

¬ęControl democr√°tico¬Ľ, un hombre un voto.

¬ęNeutralidad pol√≠tica y religiosa¬Ľ.

¬ęDesarrollo de las obras sociales¬Ľ.

Esta √ļltima quiz√°s sea la m√°s importante de todas, pues creo haber le√≠do alguna vez que ¬ęsi la cooperaci√≥n es solo un negocio, es un mal negocio¬Ľ, siendo evidente ya que no hay √°nimo de lucro. En cuanto dejemos de cumplir con cualquiera de estas premisas, no hay posibilidad de desarrollarla en su plenitud. Si hemos llegado al desarrollo actual ha sido por la cooperaci√≥n de la mayor√≠a de los compa√Īeros, imaginemos ¬°A d√≥nde podr√≠amos llegar con la plena cooperaci√≥n de todos y cada uno de nososotros!¬Ľ

Es triste o√≠r hablar de nuestra Cooperativa como si fuera un almac√©n ajeno, hay que estar completamente mentalizados de que es ¬ęNuestro¬Ľ, de todos, como si cada uno fuera el due√Īo absoluto. Si as√≠ fuera, ¬Ņno desar√≠amos que progresara por todos los medios? Pues as√≠ es, anal√≠zalo y ver√°s. De todas las mejoras que nuestra Cooperativa consiga, disfrutar√°s¬†plenamente t√ļ, y en el aspecto material no existe beneficio que no se obtenga, que no recaiga en ti en relaci√≥n con la proporci√≥n en que hayas cooperado. Por todo ello, y por muchas otras razones que har√≠an muy extensas estas l√≠neas, yo que hoy presido la Junta Rectora de nuestra Cooperativa, te invito a cooperar con toda tu fuerza y olvidarte de los cantos de sirena que pudieran llegar a tus o√≠dos, que √©sta es tu¬†casa, y no seas tan ingenuo que creas que otro te va a dar algo a cambio de nada; si te lo da, es qued√°ndose con algo, mientras que en nuestro caso queda aqu√≠ para ti ese algo en dinero material, en servicios, en ayudas morales de todos tus compa√Īeros, que cuando las necesitas, cualquiera que sea la Junta del momento, con esp√≠ritu cooperativo te la conceder√°,¬†buscando soluci√≥n a tus problemas. La misma definici√≥n de cooperativa te obliga, una vez aceptada libremente, a la m√°xima cooperaci√≥n, pues dice:

¬ęEs Sociedad Cooperativa la reuni√≥n de personas naturales o jur√≠dicas que se obliga a sumar sus esfuerzos, con capital variable y sin √°nimo de lucro, al objeto de lograr fines comunes de orden econ√≥mico y social¬Ľ.

No te queremos obligar, sino convencer de que lo mejor para todos es la completa cooperación. Espero que medites detenidamente estas deslabazadas pero sinceras líneas y con pleno convencimiento no desperdicies esfuerzos para lograr que nuestra Cooperativa consiga todos sus fines.

Un cordial saludo,

Bernardo Bencomo Ascanio

Presidente de la Junta Rectora

a Viernes, 21 de marzo de 1980

‚ÄúEs hora de cooperar contigo mismo‚ÄĚ