En la Cubeta de…Cristina Saavedra


 

‚ÄúSe equivoca quien, de nosotros, piense que es un pez grande pues no percibe que hoy no nos movemos en una pecera sino en un oc√©ano global y s√≥lo el formar parte de una bandada o manada es lo que permite que, amparados en la fuerza del colectivo, no seamos piezas de f√°cil captura‚ÄĚ.

Cristina Saavedra. Farmacéutica Titular de la Farmacia Anaga

Apreciado consocio, no puedo evitar escribir estas letras ante la desinformación que he recibido estos días pasados por parte de una persona delegada de un laboratorio en su visita a mi botica.

Arguyen el mal funcionamiento de las cooperativas para promover el pedido directo desde los laboratorios, salt√°ndose las estructuras cooperativas NUESTRAS, de las que nosotros somos copropietarios de su CIF e intervenimos con nuestro voto en la toma de decisiones estrat√©gicas que tienen como √ļnico fin un mejor servicio a nuestras boticas.

Aparte de molestarme mucho los comentarios llenos de desinformaci√≥n y maldad vertidos contra ‚Äúmis cooperativas‚ÄĚ, es totalmente mentira el vergel de maravillas que nos prometen.

Tengo una nieta de cuatro a√Īos que durante las navidades pasadas me hizo una reflexi√≥n que bien vale para ejemplificar la estrategia que podr√≠amos adoptar. A la ni√Īa le regalaron una bonita caja llena de chucher√≠as que ella, obviamente, llevaba a todos lados consigo como su aut√©ntico tesoro. Le indiqu√© que nos invitara a unos caramelos de los que ten√≠a y ella gustosamente accedi√≥ d√°ndonos uno a cada uno de los presentes. La tarde fue transcurriendo y le volvimos a pedir caramelos, pero ella ya no quer√≠a darnos m√°s por si se agotaban. Le dije que no pasaba nada pues yo le comprar√≠a m√°s al d√≠a siguiente: ella me respondi√≥ que cuando se los trajera, me dar√≠a m√°s caramelos.

Pues estamos en el mismo caso: si no protegemos nuestra propiedad que, adem√°s, nos brinda un servicio que, a√ļn con sus fallos puedo considerar como excelente, nos quedaremos sin propiedad en un plazo no muy largo de tiempo. Vivimos tiempos dif√≠ciles en los que todo el entorno es complejo y cada vez los peces grandes son m√°s grandes y los peque√Īos son m√°s peque√Īos. Se equivoca quien, de nosotros, piense que es un pez grande pues no percibe que hoy no nos movemos en una pecera sino en un oc√©ano global y s√≥lo el formar parte de una bandada o manada es lo que permite que, amparados en la fuerza del colectivo, no seamos piezas de f√°cil captura.

No voy a negar que es goloso comprar un producto con unas condiciones ventajosas, por las que puedo obtener un retorno excelente al venderlo. Pero… alegr√≠as de un d√≠a, las regalo todas. M√°s del 90% de mi actividad se basa en la venta de productos que aprovisiono en las mejores condiciones a trav√©s de las cooperativas a d√≠a de hoy. Si cada vez que surge la ‚Äúoportunidad‚ÄĚ me dedico a generar compras en otros canales en los que ‚Äúno soy due√Īo del CIF‚ÄĚ, me estoy empobreciendo directamente. Si todos los peces de la bandada nos dedic√°ramos a ello (unos m√°s y otros menos) no creo que sigui√©ramos mucho tiempo nadando conjuntamente y, amigo, el oc√©ano es grande y est√° lleno de peligros.

Tras estas letras, no creo que sea momento de enredarnos con cantos de sirena y sí hay que tener claro quiénes son nuestros aliados a medio-largo plazo y con quiénes debemos surcar nuestra singladura en el transcurso de nuestra vida profesional.

Por todo ello, no dudo acerca de cuáles son las lealtades que debo tener y cuáles son los límites que no debo traspasar. Cierto es que algo de compra directa a laboratorio hago, pero NO traspaso los límites y tengo claro que estaría más satisfecha sin hacer compra directa y enriqueciendo a otros con el fruto de mi trabajo. Y, sobre todo, NO voy a premiar con un pedido a quien habla mal de mi empresa, de mi Cooperativa, sin motivo real.

Cristina Saavedra Pérez

Farmacéutica Titular de la Farmacia Anaga