Día Mundial contra la Malaria: Entrevista con el doctor Manuel Elkin Patarroyo


Pocas voces en el mundo est√°n tan capacitadas para hablar el D√≠a Mundial contra la Malaria. El reconocid√≠simo doctor y cient√≠fico Manuel Elkin Patarroyo – responsable de la primera vacuna sint√©tica contra la malaria, enfermedad, que causa entre 2 y 3 millones de muertes anuales. Hace casi dos a√Īos charlamos con √©l durante su visita a Tenerife, con motivo del X aniversario del Instituto de Universitario de Enfermedades Tropicales.

Dr. Manuel Patarroyo

Pregunta: Doctor Patarroyo, usted nace en 1946, ¬Ņc√≥mo surge su vocaci√≥n?
Respuesta: Con 9 a√Īos, en J√≠cara (Colombia), mi padre me regal√≥ un tebeo. Me impact√≥. Su t√≠tulo era ‘Luis Pasteur, descubridor de vacunas y benefactor de la humanidad’. Me gust√≥ y ped√≠ m√°s. √Čl me trajo el de Robert Koch, que descubri√≥ el vacilo de la tuberculosis, o Ronald Ross, que descubri√≥ el mosquito que transmite la malaria. Los ni√Īos quieren ser Messi, Maradona, Pel√©. Yo volv√≠ a aquellos mis h√©roes. Y en esencia, desde los 9 a√Īos, trabajo para conseguir, como Pasteur, ser benefactor de la humanidad.

P: Lleva 33 a√Īos invertidos en la b√ļsqueda de vacunas sintetizadas qu√≠micamente. ¬ŅCu√°les han sido los momentos m√°s duros y m√°s gratificantes? 
R: Gratificantes todos. Cada vez que logro dar respuesta a una pregunta que formulo intelectualmente, estoy satisfecho. Pero es un trabajo de equipo, no s√≥lo m√≠o. 
Respecto al m√°s duro, le dir√© dos. El 26 de enero de 1986, cuando descubr√≠ la vacuna contra la malaria. Casi me vuelvo loco. Estaba en mitad del Amazonas, cog√≠ una barca  y ca√≠ al r√≠o. No me preocup√≥. Juro que quise morirme porque ve√≠a la responsabilidad sobre mis hombros. En investigaci√≥n, lo l√≥gico es fracasar y empezar de nuevo. Pero cuando tienes √©xito, te estrellaste. El siguiente paso era vacunar a humanos, y  ten√≠a p√°nico. Pero comprend√≠ que era una responsabilidad a asumir.
El otro momento duro fue en 2001, cuando embargaron el hospital al que pertenec√≠a mi Instituto por las deudas. Trabaj√°bamos all√≠ desde 1971, y no tuve la previsi√≥n de separarlo del Hospital. Un hospital de 450 a√Īos  embargado por un banco espa√Īol. Prefiero no hablar de eso.
P: ¬ŅEn qu√© se apoyo para seguir adelante con las investigaciones?
R: Me vine a Espa√Īa, a Navarra, tras una llamada del rector de la Universidad P√ļblica de Navarra. Pero pronto recib√≠ otra, del presidente de Colombia, Andr√©s Pastrana. Me dijo ¬ęno me puedo permitir el √©xodo de 110 cient√≠ficos, y menos t√ļ. No me queda cara¬Ľ. El lunes siguiente la situaci√≥n se hab√≠a resuelto. Qued√≥ una bonita relaci√≥n con la Universidad de Navarra y el trabajo se ha realizado en coordinaci√≥n. 
P: Ha explicado tambi√©n el aumento de la resistencia de los agentes infecciosos a los antibi√≥ticos y que enfermedades casi erradicadas recuperan terreno. ¬ŅSe debe al abuso de antibi√≥ticos o hay m√°s factores?
R: Hay varios factores. Las bacterias tienen unos peque√Īos virus que pasan de un tipo de bacteria a otro. Y lo m√°s f√°cilmente transferibles son las resistencias. Hay una promiscuidad en de intercambio de genes, consecuencia del abuso que se hizo de los antibi√≥ticos en √©pocas pret√©ritas. Recuerde que cuando uno ten√≠a gripe, no se iba contento del m√©dico sin una receta de antibi√≥ticos. 
Manuel Patarroyo (centro), junto a Francisco Quintana, presidente de Cofarte, (izqda.) y Basilio Valladares, director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales (dcha.)
P: Como influye el cambio climático en la prevalencia y distribución de enfermedades infecciosas?
R: Creo en el cambio clim√°tico, y puede influya nuestro consumo, pero creo m√°s que se trata de ciclos de la Tierra. Lo que s√≠ es cierto es que cambia la salud p√ļblica a nivel mundial. Si la gente se va para otros lugares, se diseminan enfermedades. Si a ello se a√Īade el crecimiento del nivel del mar, se modifican los vectores de enfermedades como el dengue o la malaria. Las migraci√≥n de humanos a lugares en los que nunca hab√≠a estado en cantidades relevantes hace que reaparezcan.
P: Es usted el padre de la primera vacuna qu√≠mica de la historia y de la primera vacuna qu√≠mica contra la malaria. Aquella primera vacuna se ha perfeccionado hasta lograr la COLFALVAC. ¬ŅCu√°l es su porcentaje de inmunizaci√≥n y cu√°nto dura su protecci√≥n? 
R: Tras las pruebas en monos, aspiramos a tener una vacuna con capacidad del cien por cien. A nivel de larva dura dos a√Īos y a nivel de perita de dos  a cinco. Como son mol√©culas qu√≠micamente creadas, aguantan el uso y abuso.

La fundaci√≥n dirigida por Manuel Patarroyo desarrolla vacunas contra enfermedades infecciosas, producidas por s√≠ntesis qu√≠mica, lo cual las hace econ√≥micas. facilita aporximarse a su nivel molecular permite realizar un dise√Īo sitio-dirigido.


P: ¬ŅEn cu√°nto tiempo puede estar la vacuna lista? 
R: Estimamos que en tres o cinco a√Īos podemos estar entreg√°ndola.
P: ¬ŅHa pensado en la forma de distribuci√≥n de la vacuna? ¬ŅCuenta con la OMS como en la ocasi√≥n anterior?
R: No,no,no. Acab√© cansado con la OMS, me abstengo, lo siento. Estamos planeando la creaci√≥n de un consorcio que produzca y distribuya gratis o al coste. Hay gente con muchas posibilidades econ√≥micas y muy solidaria, que no buscan reconocimiento, sino simple altruismo.
P: Y en este mundo competitivo, ¬Ņcu√°l se su vacuna para la vacuna?
R: Nada, confianza en la gente. Prefiero ser enga√Īado a andar prevenido. De hecho, en ese pen drive est√° la f√≥rmula. Eso s√≠, quien venga y diga ‘tengo la f√≥rmula y la vacuna’, debe demostrarlo con las bases, los cromatogramas, an√°lisis en monos… Nadie puede anexar todo lo que tengo.
P: ¬ŅQu√© sensaci√≥n tiene alguien que sabe que puede ayudar a millones de personas?
R: Que le di sentido a mi vida. En unos a√Īos espero ver empezar el declive de una enfermedad a la que me he dedicado desde los 9 a√Īos. He querido ser ejemplo de lo que debe ser la ciencia, estar siempre al servicio de la humanidad.