Bradicardia vs. taquicardia


Cofarte bradicardia taquicardia

Normalmente el corazón bombea sangre hacia el cuerpo sin trabajar más de lo necesario. Esto sucede gracias a que cuenta con un sistema eléctrico que garantiza que se comprima de una forma ordenada.

El ritmo cardíaco normal en reposo es de 60 a 100 latidos por minutos.

¬ŅQu√© sucede cuando esto no ocurre c√≥mo debe? Que se generan las arritmias, un trastorno de nuestra frecuencia card√≠aca o pulso. La intensidad del ritmo card√≠aco puede variar: demasiado r√°pido, a lo que denominamos taquicardia; demasiado lento, llamado bradicardia; o con un patr√≥n irregular.

Para diferenciar en qué nos afecta el ritmo de los latidos de nuestro corazón y cómo evitarlo debemos conocer las diferencias entre padecer una taquicardia o una bradicardia.

Qué las causa:

Ambos problemas son causadas por alguna o varias afecciones que interrumpen los impulsos el√©ctricos normales que controlan el ritmo del bombeo de nuestro coraz√≥n. El da√Īo en los tejidos del coraz√≥n, alguna enfermedad cong√©nita, la hipertensi√≥n o un desequilibrio de electrolitos pueden generar ambas manifestaciones.

La bradicardia adem√°s puede ser causada por complicaciones de cirug√≠a de coraz√≥n, infecci√≥n en sus tejidos, hipotiroidismo, efecto de alg√ļn medicamento o apnea obstructiva del sue√Īo.

La taquicardía puede estar relacionada con la fiebre, fumar, exceso de alcohol o cafeína, alguna droga y/o hipertiroidismo.

Qué síntoma padecemos:

Ambas manifestaciones privan a nuestros órganos y tejidos de oxígeno. En el caso de la bradicardia porque no podemos obtener el suministro que necesitamos lo que nos puede generar mareos, fatiga, dificultad para respirar, dolores en el pecho, confusión o problemas de memoria, debilitamiento e incluso desmayos.

Durante la taquicardia el ritmo de nuestro corazón es demasiado rápido, no puede bombear eficientemente la sangre al resto del cuerpo, lo que puede causarnos dificultad para respirar, un ritmo cardíaco acelerado, dolor en el pecho, mareos y/o desmayos.

Qué tratamientos llevamos a cabo:

Para controlar la bradicardia depender√° de qu√© la causa. Si es propiciada por un trastorno como la apnea del sue√Īo o el hipotiroidismo, la resoluci√≥n de los mismos la evitar√°. Si la causa es alg√ļn medicamento, nuestro m√©dico revisar√° el tratamiento y nos prescribir√° otro alternativo si es posible.

Para mantener controlada la taquicardia es posible que necesitemos de alg√ļn medicamento anti-arr√≠tmico y/o alg√ļn otro tratamiento que ralentice el ritmo de nuestro coraz√≥n.

Durante las crisis taquic√°rdicas una ‘maniobra vagal’ puede ayudarnos a regular el ritmo. Consiste en la realizaci√≥n de una acci√≥n que act√ļe sobre nuestro nervio vago, como es toser. En situaciones de emergencia, un choque de corriente a trav√©s de parches o paletas afectar√° los impulsos el√©ctricos en el coraz√≥n restableciendo su ritmo.

En el caso de la bradicardia y la taquicardia, el uso de marcapasos puede ayudar al corazón a retomar su ritmo habitual. La cirugía puede ser necesaria en algunos casos para tratar la enfermedad del corazón que nos causa estos problemas.

Una vida saludable y la prevenci√≥n juegan un papel fundamental en cualquier problema del coraz√≥n. 

En Tenerife podemos encontrar la Asociación Corazón y Vida de Canarias. Tienen dos sedes, una en El Sauzal (Ctra. Gral del Norte, 151. Tfno: 922 573 953) y otra en el Puerto de la Cruz (Calle Agustín de Bethencourt, 15. Tfno: 922 376 179).




Fuentes: bradicardia.org / taquicardia.info