ORTOPEDIA | Hernia Discal por José Llorens


CL√ćNICA

Las v√©rtebras poseen un disco intervertebral formado por un anillo fibroso que contiene en su interior una sustancia gelatinosa que constituye lo que de denomina n√ļcleo pulposo. Cuando soporta una carga excesiva, el n√ļcleo se desplaza y comprime la ra√≠z nerviosa, la presiona y produce un intenso dolor. Tambi√©n por cargas repetitivas se puede producir una degeneraci√≥n del disco, favoreciendo la artrosis y produciendo un bloqueo lumbar muy doloroso.

Una hernia puede aparecer a cualquier altura de la columna, aunque las m√°s habituales, en el 95% de los casos se producen entre L4-L5, L5-S1, C5-C6 o C6-C7.

S√ćNTOMAS

Se produce un dolor intenso, agudo y repentino, limitando la movilidad.  En una hernia los síntomas de dolor local agudo de espalda preceden o coinciden con los síntomas neurológicos, que es el elemento distintivo de la hernia discal.

Aparece una sensación de entumecimiento, si es lumbar en piernas y si es cervical en manos, lo que provoca perdida de sensibilidad, cosquilleo y perdida de fuerza en extremidades.

Cuando las vértebras afectadas se encuentran entre la L5 y S1 es característica la aparición de la ciática, además causa dolor en la zona lumbar por la sensibilidad propia del disco. El dolor es típicamente mayor al toser y al sentarse (por ejemplo, montando en coche) que al acostarse; suele ser mayor de pie quieto que caminando. Otro síntoma frecuente son las parestesias (sensación de hormigueo) en pierna y pie.

TRATAMIENTO

Existen diversos tratamientos que se aplican en función de la sintomatología de las hernias discales, desde tratamientos conservadores como la educación del paciente mediante modificaciones posturales y de la actividad para reducir los síntomas, la aplicación de calor local, hidroterapia, electroterapia, radioterapia, utilización de medicamentos relajantes, paracetamol y otros antinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y en los casos más extremos, la cirugía.

Desde el punto de vista ort√©sico la inmovilizaci√≥n y la descarga mediante cors√© y/o fajas semirr√≠gidas han demostrado una gran efectividad solos o en conjunci√≥n con el tratamiento quir√ļrgico.

 

Ante cualquier duda, recuerda consultar con un especialista.